JOSE MARIA SIERRA SIERRA

AFICIONES: Terrateniente,

OCUPACIÓN: Comerciante

FRASES CÉLEBRE: Tengo muchas haciendas sin H 

UBICACIÓN: GALERA MAUSOLEO SAN PEDRO PATIO 504 - CDIGO 504 1B01

Hijo de don Evaristo Sierra y doña Gabriela Sierra. Se dedicó a la agricultura y dejó sus estudios a muy temprana edad, lo que no fue obstáculo para que se dedicara a los negocios con un extraordinario olfato que casi siempre lo guiaba por el camino de mayor beneficio. Desde muy joven trabajó en una finca dedicada al cultivo de la caña de azúcar, propiedad de don Jorge Cadavid (casado con una hermana de su padre Evaristo Sierra), donde adquirió la destreza de las labores propias de la finca y ganó el reconocimiento por parte de su dueño. José María Sierra organizó una parcela de tierra en Girardota donde cultivaba caña de azúcar, Con la explotación de la tierra logró adquirir un capital que invirtió en bestias de carga, con las que transportaba los productos de la caña a diferentes pueblos de Antioquia, de tal suerte que no solo creció el capital sino también su nombre. Pronto se trasladó a Medellín y allí hizo los contactos necesarios para el buen manejo de ellos. Don Pepe siempre buscó invertir su capital en propiedad raíz, pues según su parecer era la forma más segura para controlar el dinero en una época donde las guerras civiles y las crisis financieras amenazaban constantemente a los bancos. Para aquel entonces se perfilaba en el país un momento coyuntural para los negocios teniendo en cuenta que el gobierno nacional ponía en remate las rentas del estado. Don Pepe sin dudarlo se lanzó a rematar las rentas de degüello de ganado, y a financiar el gobierno, actividad que hizo durante mucho tiempo y le valió el apodo de “el prestamista del gobierno”, a más que le dio entrada para rematar otras de las rentas como: la de la sal, el hielo y el aguardiente. Sus negocios pasaron de un carácter local a uno nacional, un hecho único en el país, ya que gran parte de las finanzas del erario tenían que ver con don Pepe Sierra como prestamista del estado. Así, en ese momento, un campesino de Girardota era el hombre que trataba de tú a tú al presidente de turno. Don Pepe Sierra llegó a tener tierras en diferentes partes del país, allí donde veía que aquellos terrenos podían tener grandes posibilidades a futuro; así adquirió la hacienda “El Chicó” en Bogotá, de la cual decía sería la mejor zona de la capital. Hoy, dicha hacienda corresponde a un gran desarrollo urbano en la parte norte de la ciudad. Una de las calles del sector lleva su nombre: avenida Pepe Sierra. También don Pepe fue accionista del Banco central e intervino en otros negocios como el Ferrocarril de Amagá y el Ferrocarril del Pacífico.Don Pepe Sierra contrajo matrimonio con su prima doña Zoraida Cadavid, en 1867, y entre sus hijos están María Jesús, Rosaura, Mercedes, Isabel, Maria, Clara, Jesús y Vicente. Murió a los 73 años, en 1921. 

  • FECHA DE MUERTE: 08 de Marzo de 1921

  • APODOS: "Coleccionista de haciendas "

UBICACIÓN DE GALERÍA



MÁXIMO 500 CARACTERES